martes, 5 de agosto de 2008

Quietud en movimiento...

(para leer esta entrada, has click en el tema Sarah Brightman-The Angel)

Por fuera, la desnudez con sensación de quietud.
El cuerpo abandona su peso, necesita que algo lo sostenga.
Se entrega, se repliega, se acurruca...
Por dentro un torbellino de movimiento,
pensamientos, sensaciones, angustias, recuerdos, imágenes, deseos...
Necesidades opuestas,
sensaciones contrastantes,
quietud en movimiento.
Silencio de palabras,
piel permeable a la luz, al calor, al recuerdo de una caricia.
Oídos abiertos a los sonidos del afuera,
para aquietar los sonidos del adentro.
Solo eso, entregarse al sostén,
aquietarse,
darse tiempo,
reconstruirse,
y volver a empezar...

21 comentarios:

Cartas que nunca escribí dijo...

Precioso post y cuánta verdad en lo que expresas. Casi puedo sentir el relajar mi cuerpo en ese dejarse caer.

Un beso

Incombustible dijo...

El tema, la foto, la música, las palabras...en fin, todo, bellísimo.
¿Será un ciclo natural lo que estamos pasando, cuando al parecer lo sentimos muchas? Si es así, es maravilloso pertenecer a un ejército de nostálgicas, descansando y retomando fuerza...será digno de ver lo que va a nacer de todo esto

Besos

begoyrafa dijo...

Cuánta paz inspiran esta foto y esta música. Parece como si esa mujer desnuda y en lo claro no necesitara del sofá para sostenerse.
Y sí, esa paz externa puede ocultar un torbellino en la mente.
Un abrazo
Rafa

Laura dijo...

Me encanta la imagen. Y el texto también, claro. Pero la imagen de hay me ha parecido particularmente bonita y transmisora. Es curioso como un cuerpo en calma puede albergar un espíritu lleno de actividad, ¿verdad?

Maria dijo...

El conjunto, texto y fotos, es una pequeña obra de arte y esta frase es la pincelada más preciosa para el espíritu:
"Oídos abiertos a los sonidos del afuera,
para aquietar los sonidos del adentro". Genial.

SUSANA dijo...

Podríamos hablar de un oxímoron en esta "quietud en movimiento" tan dinámica!

Majestuosa puesta en escena!
Esa foto y esas líneas fueron hechas una para la otra.

MUCHAS GRACIAS por el excelente momento!

Te dejo enooooorme abrazo!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bonita forma de relajarse y volver a empezar. Me he emocionado por lo que leo, por la foto y al mismo tiempo estoy escuchando una cancion que repite la frase "volver a empezar". La vida está llena de causalidades.
Besicos preciosa, es un gusto pasar por aquí

Julia dijo...

Miriam

Cuánta belleza emana de esas palabras y qué delicada imagen que danza junto a ella.

Hablabamos del silencio, qué hermoso silencio éste que nos presentas.

Se puede sentir la quietud y palpar ese arremolinar de sensaciones internas que sucumben al vacio, a los miedos, a la presión, a la tensión, a la tristeza...

Me siento reflejo en tus palabras.

Darse tiempo
reconstruirse
y volver a empezar.

Besitos desde la otra orilla.

Miriam dijo...

Gracias Cartas que nunca escribí(no se tu nombre). Dejate caer, a veces hace falta.

Puede ser Incombustible, no lo había pensado, puede ser como el tiempo de reposo de una gestación... veremos...

Rafa, la quietud en movimiento se dá muchas veces, solo que no nos detenemos a verla.

Verdad Laura, la calma puede ser aparente o total, depende...
Si es hermosa la foto, ella me llevó hacia las palabras.

Besos

Miriam dijo...

María que bueno que todo forme una obra de arte. La frase ahora que la leo en tus palabras, sola, dice mucho es verdad. Gracias.

Gracias Susana, la puesta en escena nació como una coreografía, me doy cuenta que no es tán distinto escribir que bailar...

Nani, para mí las casualidades no existen, hay algo que nos une a todos los que andamos por aquí dejándonos mensajes. Uno lee lo de los demás, pero cuando se queda y comenta es porque un hilo especial lo une al otro. Generalmente estamos en la misma sintonía.
Emocionarte para mí es uno de los mejores regalos que puedes hacerme, quiere decir que pude llegar... y eso para mí es mucho!

Si Julia, hablamos de lo mismo, como le dije a Nani muchos de nosotros estamos en sintonía. No se puede volver a empezar desde la locura, hay que saber detenerse, reconstruirse, limpiarse y volver a empezar...

Besos

Marcelo dijo...

Por qué será que uno sabe que hay que escuchar al propio cuerpo, y sin embargo no lo hace? Me daré una nueva oportunidad, antes que él (mi cuerpo) no me la dé...
Muy buen texto!

Ignacio dijo...

el dinamismo del tiempo. como sera que eso que no se ve,no se toca, no se huele puede ir rapido o lento?

ja, con las palabras te pasa lo mismo che,
hermoso.

DRIADA dijo...

Preciosa y lejana imagen. En cambio es fácil ( con la imaginación , que no con el cuerpo ) seguirte en lo que escribes. La mirada descifra los signos, la mente los transforma pero la mágia está en lo que dices. Es fácil seguirte.Estoy pensando en una rosa para ti Un abrazo

Camille Stein dijo...

en ocasiones son insoportables... los sonidos de adentro

y cualquier ruido de afuera es menos estridente que la furia interior que se estrella contra las aristas del alma

... allí, en lo profundo, en plena reconstrucción

un beso

DRIADA dijo...

Y ademas de ahora mismo no pasa para hacer el enlace que no quiero perderte

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola bonita entrada y muy cierto, te dejo un abrazo lleno de energía !

Miriam dijo...

Sería importante que por lo menos lo intentaras.
Gracias por lo del texto, viniendo de vos, son palabras mayores.

Bienvenido Ignacio! El contraste permanente es lo que nos mantiene vivos y activos. No te parece?

Driada, que lindas cosas me dices! Te puedo asegurar que también me podrías seguir con el cuerpo, lástima estás tan lejos!!. No te olvides que ya me regalaste una rosa que yo elegí, aunque si viene otra pensada para mí desde tu magia, estaré mas que orgullosa.

Hola Beatriz! gracias por el abrazo!

Besos para todos!!

Miriam dijo...

Si Camille, tal cual lo describes... allí en lo profundo en plena reconstrucción...

Besos

Marichu dijo...

Quiero compartir algo con vos, cuando puedas pasate por mi blog.

beso =)

hawwah dijo...

bello...

siempre somos movimiento...

un beso:)

Miriam dijo...

Marichu, voy corriendo!!

Hawwah, si aunque sea imperceptible somos siempre movimiento...

Besos a las dos!