miércoles, 4 de junio de 2008

Gracias a mis viejitos!!

Hace un tiempo largo, estuve dando clases a gente de la tercera edad. El marco era en un "hogar de Día" del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Son lugares generalmente dentro de algún hospital o club, que reciben a las personas mayores que no tienen familia, o que están solos por alguna razón, o que simplemente les gusta juntarse con otros de su generación a compartir su día.
Allí realizan actividades diversas, comen, se relacionan.
Yo llegué con mi propuesta debajo del brazo, no sabiendo bien por donde comenzar, imagínense, yo los invitaba a bailar! a moverse!! cosa que no hacían hace bastante rato. Algunos habían tomado clases de yoga, otros alguna clase de gimnasia, pero esto era diferente.
Igual muchos de ellos aceptaron el desafío y vinieron a una primera clase...Por primera vez después de mucho tiempo, cerraron los ojos y no para dormir, lo hicieron mirando hacia adentro, sintiendo su cuerpo, reencontrandose con ese cuerpo que generalmente les molesta... porque les duele o porque les hace recordar que ya no es "ese cuerpo" que tenían en la juventud.
Y maravillosamente, despacio, con temores, se fueron moviendo... muy lentamente, primero movimientos chiquitos, gestos, manos, brazos, torso, gesto, sentimiento... abrieron los ojos y se encontraron bailando su momento, cada uno con su necesidad...
Luego se encontraron con el otro, desde la mirada, jugaron con los espacios como si volvieran a ser niños... se rieron.
Se encontraron desde las manos tratando de sentir la piel del otro y la de uno mismo, y se dejaron llevar por distintos ritmos que los divertían y de a poco los llevaban hacia un lugar donde su cuerpo ya no era una carga...Para que contarles la devolución de esa clase, estaban felices! y yo a punto del llanto...
Así pasaron muchas clases, fueron creciendo en el movimiento, se fueron relajando, liberando... hasta llegaron a coquetearse!
Esta experiencia fué una maravilla! la recuerdo cada vez que me quejo de mi cuerpo, que también está envejeciendo de a poco...
Ellos me enseñaron el agradecimiento simple, sentido, por las pequeñas cosas...
Agradecieron con lágrimas y abrazos el día que lograron sacarse los zapatos y volver a pisar el pasto descalzos...
Ya no estoy con ellos, pero los llevo en mi corazón...
Todo mi amor hacia ellos, y a todos los que pertenecen a la "tercera edad" que tanto me enseñaron...GRACIAS MIS VIEJITOS QUERIDOS!!!

6 comentarios:

Cecilia Alameda dijo...

A los mayores de aquí les encanta ir a bailar. Y lo hacen bien. Pero no sé si encuentran muchos lugares donde hacerlo.
Enhorabuena por haber encontrado tu camino en tan hermosa arte

Marcelo dijo...

Como dice Drexler: "Cada uno da, lo que recibe, luego recibe lo que da; nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma"
Y vos siempre has dado mucho! Más pronto de lo que vos pensás llegará el momento de la cosecha...

Miriam dijo...

Gracias por visitarme Cecilia!
Aqui tampoco se encuentran lugares para los mayores, por eso ellos lo agradecen tanto...
Pasé por tu blog y encontré coincidencias en los temas.
Besos

Miriam dijo...

Gracias Marcelo!! por tus hermosos deseos...
Que se cumplan!!
Besos

RAYITO DE TERNURA- CINE COMPARTIDO dijo...

HOLA TE INVITO A CONOCER MIS BLOG'S HAY PARA TODOS LOS GUSTOS Y EN ELLOS TE SENTIRAS LIBRE DE OPINAR Y COMODO PARA PARTICIPAR .
POR QUE TU PERFIL ME DA QUE SOS UNA MUJER SENSIBLE POR ESO ACA ESTOY




BLOG DE HUMOR
http://yermandeluxe.blogspot.com/



BLOG EROTICO
http://rayitodeternura.blogspot.com/



BLOG DE CINE
http://cinecompartido.blogspot.com/



TE AGRADEZCO QUE PASES AUNQUE SEA A CURIOSEAR .
SI TE GUSTA COMENTA Y AHI TE DEVUELVO EL COMENTARIO Y CREAMOS UN PUENTE ENTRE NUESTROS BLOG'S.

SALUTES


YERMANDELUXE

aamistadx2@hotmail.com

Miriam dijo...

Hola yermandeluxe! Gracias por invitarme, paso en breve.
Y gracias por visitarme