lunes, 19 de abril de 2010

Luces y sombras... en búsqueda del equilibrio...

La vida nos propone incesantemente
el equilibrio entre la luz y la sombra...



Aparece la oscuridad, implacable, negra, impenetrable.
Que nos ciega, nos atemoriza, nos desequilibra.
Comenzamos a buscar entonces un pequeño foco de luz,
ese que nos permita visualizar algún camino posible,
un sostén, una imagen visible del afuera del cual poder sostenerme.


Entonces comienza la búsqueda...
pensando en el afuera, pensando en un otro, pensando que en el transitar
podemos encontrar la luz y el equilibrio.
Pensando que al lado "del otro" llegaré a encontrar la luz...
Busco y busco...
pruebo, armo y desarmo,
hasta que noto que mi búsqueda es en soledad...
que cada uno busca lo propio.
Puedo ver como ese otro tiene su propia búsqueda,
puedo estar a su lado, puede estar a mi lado,
pero la búsqueda es propia y personal.
La balanza solo puede equilibrarse con mis propias luces y sombras...



En la luz, puedo complementar el equilibrio con un otro,
pero las bases son mías,
propias,
únicas e intransferibles.


Me puedo abandonar al sostén...
pero solo por un pequeño instante,
pues si me abandono en el otro,
ya no podré encontrarme para volver a estar de pié
erguido,
sostenido por mi mismo,
en eje.



Por momentos puedo imaginar unos brazos que me sostienen,

Pero el verdadero equilibrio está en mi centro.

Sin el no puedo mantenerme allí, aún siendo sostenida.


Es cuando entiendo que debo ser parte de esa sombra,

debo danzar con ella,

entender su origen y fundirme quizá en la oscuridad más lúgubre...

Ser una sola y atravesarla...



En algún momento aparecerá el haz de luz,

allí muy dentro mío,

iluminado,

sosteniendo,

haciéndome flotar en su luz...

Con la mirada hacia adentro,

y las sensaciones en carne viva...

Allí comienza nuevamente la búsqueda,

la del punto de equilibrio,

pero ya no busco afuera,

no busco en el otro,

solo me encuentro a mi misma

desplegando luz,

sostenida por mi misma,

firme,

con la mirada abierta,

en equilibrio...

Se que puede durar solo segundos...

pero ya se que puedo volver a encontrarlo...

Y me lleno de luz,
y me siento plena,plantada, desafiante.
Mirando con la cara al frente,
sintiéndome única,
segura,
irrepetible...
Porque en esa luz está escondida la sombra,
porque soy luz y sombra,
porque se que esto volverá a repetirse infinitamente...
El equilibrio es una sensación efímera pero maravillosa...
Ahora se que su búsqueda es constante,
y que convive con las luces y las sombras...
dentro de mi ser...

19 comentarios:

Laura dijo...

Precisamente la convivencia es puro equilibrio. El amor es equilibrio. La salud es equilibrio, así como lo es la economía y otros muchos asuntos que nos rodean. El equilibrio es complicado de conseguir y aun más, de mantener, pero tienes razón, que sensación más maravillosa es saber que estamos en equilibrio con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

Un saludo desequilibrado.

América dijo...

Las fotografías maravillosas una descripción literal de la belleza de la danza,el texto precioso tambien me dice de eso que tanto necesitamos, del equilibrio,de permanecer en nuestro propio centro de donde pueden emanar cosas importantes.

Inspirador sin duda.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Que bonito MIriam! El equilibrio nuestro, con sus luces y sus sombras.
Siempre que te leo, me dejas pensando y eso es muy bueno, pero que muy bueno, siempre me dejas un buen sabor de boca.
Las fotos de todo el recorrido, son maravilllosas,¡me gusta tanto esa elasticidad y esa ligereza de cuerpos!!!
Una vez más, muchas gracias por esotos momentos de placer.
Besicos muchos preciosa de cara, pero más preciosa de alma.

añil dijo...

Y, con sus luces y sombras, el camino individual es increible.

Mil besos, linda.

Kamra dijo...

Me ha encantado el post!!

Preciosa, dentro de nosotros está la luz y es nuestra luza la que nos hace estar en equilibrio con el exterior y con nosotros mismos.

Para mí la luz es el amor, es dar amor, en todo lo que hacemos. si bailamos con amor nuestro baile se ilumina, si nuestro trabajo lo hacemos con amor, éste también brillará.

Bss

Miguel dijo...

El equilibrio es aquello que los antiguos griegos llamaban "el justo medio" que es donde ellos colocaban la virtud. Efectivamente, donde hay armonía es donde el equilibrio reina. Y para ello hay que saber jugar con las luces y las sombras, lo alto y lo bajo, lo duro y lo blando... es ese buscar el centro armonioso lo que tiende a buscar toda actividad artística como por ejemplo la tuya.

un beso.

ElenitaBello dijo...

imresionante entrada, me encanta el enfocque que haces hacia el equilibro
un saludo

Isabel dijo...

Te dejo un abrazo , pero volveré

Aeouin cor unum dijo...

Querida Miriam:
Admiro tu fortaleza y energia positiva. Gracias por llevar toda esa luz que te acompaña a Aeouin. Vuelvo a decirte que tu nuevo espacio es hermoso. Te dejo un abrazo...
P.d: Te cuento un secreto, mi nombre verdadero: Myriam :)

Lola Padilla dijo...

Mi querida amiga, esa luz que portas, en ocasiones se me refleja y se produce el milagro de iluminar la mía.

El equilibrio, se consigue aguantando equilibros ajenos.

Un beso princesa, dusculpa la ausencia.

Camino del sur dijo...

Un todo maravilloso, como el equilibrio que se busca, que se desea , que se alcanza, luz sombra, movimiento quietud, la danza es de a dos pero para hacerla bien tiene que ser primero en uno.

Cariños.

Richard dijo...

Miriam La vida es como la danza , cada paso ,giro zapateo o vuelo es como andámos por nuestras existencias
pasamos de las sombras a la luz y a veces nos deslizamos por los grises...y volvémos a la luz y vuelta a empezar.
La búsqueda del equilibrio es complicada, pero no imposible, unas veces se deja tomar y otras se hace el difícil ...pero es la vida misma .
Maravillosas las fotos que dán marco a tu excelente entrada
Un beso

verdial dijo...

Debe ser maravilloso sentir y vivir ese equilibrio que tan maravillosamente describes. Todo un arte el conseguirlo y el mantenerlo.
Te felicito por ello. Tu lo consigues.

Un abrazo

lisebe dijo...

Y cuanta razón tienes mi querida Miriam!! a veces el equilibrio se pierde y tienes que volverlo a reencontrar tu misma.. hay miles de cosas que hacen que tu mundo se funda en el caos más profundo y más oscuro y que de nuevo puedas ver esa luz y fundirte en ella nuevamente dándote el calor, la luz, la paz, el quilibrio, pero como tu dices uno solo debe hacerlo es entonces cuando puedes apoyarte y ser apoyado.
Preciosas fotografias que definen perfectamente el significado del equilibrio.

Feliz semana mi querida amiga

Muchos besosssssssssssssss tesoro

Mariajoriso dijo...

Miriam fantastica entrada.
Luz y sombra en seres singulares que somos todos.
Las fotos lindas .
Riso abrazos
Te sigo

DRIADA dijo...

Buenoooo, por fin un respirito para poder disfrutar de tu compañia.
Como siempre disfrutando de tus explicaciones que a pesar de ser un pato puedo entenderlas gracias al cariño que poner en ellas.
Un beso y un abrazo

Hada Isol ♥ dijo...

Así me veo como lo describes aqui querida,siempre me apoyé en el otro,me fundí al otro y me perdí de mi misma,y eso no me hizo bien ni a mi ni al otro,centrarme en mi me costó,transitar mis sombras me dolió un poco pero cuando alcancé mi equilibrio me sentí tan plena,que la verdad hoy elijo que nos acompañemos pero no me apoyo totalmente en mi compañero,entiendo que somos individuales y compañeros.Vivir en sano equilibrio me llenó de paz,este poema tuyo se lo voy a pasar a una amiga que hoy no encuentra su equilibrio le vá a hacer muy bien,un abrazo querida Miriam!!!!!!

Patricia González Palacios dijo...

Que maravilla cuanto movimiento, sabes sólo tengo una bailarina en escultura y es gordita, cuando tenga un tiempo te haré una especial, besitos paty

alma dijo...

En definitiva somos de sombra y luz
Besos