martes, 2 de diciembre de 2008

Esta bailarina que les presenté hace unas entradas, se puso a bailar al aire libre, en medio de la naturaleza. Aire, tierra, agua y fuego, esos son los elementos de la naturaleza que ella sabe aunar en su danza. Lo único que no se ve como tal es el fuego, pero saben donde está: en su alma, en sus músculos. Ella lleva dentro el fuego sagrado de la danza.

Cuando me siento agobiada, me gusta ver a alguien bailar, así desde dentro hacia afuera, llevada por el aire, suspendida en el, etérea, volátil. Fundida con la tierra solo con la planta de los pies. Tierra que apenas toca, a veces roza, a veces solo apoya para el impulso justo. Mecida por el agua en su interior que juega con el fuego. Allí adentro suyo nadie es mas poderoso, los elementos de la tierra conviven, se sostienen, se complementan. Cada uno en su lugar hace su trabajo, no hay poderes contrapuestos.

Como los que uno siente en el día a día. Cuando siente que las fuerzas flaquean, que falta poco, pero no llegamos. Que hasta las cosas placenteras agotan...

Por eso escucho la música, miro su danza, me transporto en su volar con el aire y vuelvo a empezar. Tomo energías de los elementos, no es fácil , pero tampoco imposible.

La tierra me sostiene, si dejo mi peso sobre ella...

El aire me eleva, me hace mas liviana, me llena y purifica... Si dejo que entre y salga de mi...

El agua me nutre, me alimenta, me limpia a veces en forma de lágrimas... si dejo que transite por mi cuerpo libremente...

El fuego me da la energía necesaria para crepitar, accionar, expandir su calor hacia el afuera... si lo mantengo vivo en mis entrañas...

14 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Tienes razón, es fabulosa y daría no sé que por sentirme a veces así de volátil y ligera. Me encanta verla volar, porque como tú nos narras, apenas roza el suelo con sus pies.
Lo voy a tener en cuenta Miriam. Cuando me sienta agobiada, voy a intertar vela moverse por los elementos y que me transmita una poquita de esa paz que reboza su cara y el fuego que tiene impregnado en su alma.

Besicos preciosa. Espero que todo siga su curso y estés disfrutando a la niña.

Caminodelsur dijo...

Te felicito por la forma en que eres capaz de traspasar el sentimiento en letras, realmente la danza es sanadora así como cualquier actividad que emprendamos para dar libertad a nuestro espiritu

Besos

Miriam dijo...

Nani, a mi me hace bien, la música, el movimiento, me hace calmar ese torbellino de emociones que a veces atormentan, agobian.
Todo sigue bien, aunque agitado!

Gracias Pili! lo intento, y si llega es un buen regalo!

Besos

Marichu dijo...

Entiendo perfecto tu posición frente al agobio, yo busco la calma, el fuego y la movilización a través de la música.

Un besote Miriam, como siempre es un gusto leerte y visitar tu blog!

SELMA dijo...

los elementos forman parte de nuestro ser.. Y que forma más brillante con tu identificación con cada uno de ellos...
Recuerdo esta bailarina, la recuerdo y me hechiza...


Besitos Griposos, pero no contagiosos, Miriam... El Cyberespacio todo lo limpia...

Oski dijo...

Logras convertir una descripción en auténtica poesía.

Ojalá todos los profesores que yo he tenido de cualquier cosa hubieran sabido impregnar sus enseñanzas con esa fuerza especial que tú demuestras.

Se nota que te enamora la danza.

Un abrazo.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Es valiosísimo saber qué te consuela, qué te alivia, qué te reconforta. En tu caso es la danza. Lo sabes y puedes refugiarte en ella. Eso es un tesoro.

Incombustible dijo...

¡Hola Miriam!

Hermosa descripción, como todas las que tu haces.

Mi manera de lidiar contra los agobios es la música...y meterme a internet a leer los blogs amigos y a escribir en el mío. Y todos sus espacios me encantan, sin embargo, hay tres que me traen mucha paz: el tuyo, el jardín de Driada y la Jaima de Selma y no sabes, en estos tiempos (que ando algo malucha) la bendición que representa contar con ustedes.

Besos y saluditos a la sobrina

Munlight_Doll dijo...

¡Hola! :D
Claro que puedes llamarme Mun, es como me conoce la gente virtualmente :)

Me alegro que te haya gustado mi blog, pásate por él cuando quieras, que está abierto y no hace falta llamar ni venir con zapatos.

Me gusta tu manera de ver la vida, tan sensible, tan espiritual, en un idioma tan sutil como lo es la danza :)

Un besote y encantada :D
Mun

brujaroja dijo...

Qué gusto pasarse por aquí y encontrarse con textos para leer, para dejarse acunar, para sentir el movimiento y la música...
Me alegro siempre de pasar a visitarte.

Lore dijo...

yo últimamente, cuando me siento agobiada, dibujo, y lo cierto es que me ayuda un montón a soltar...y cuando lo hago en combinación con el movimiento (como en los talleres de creatividad) es el no-va-más!

:)

miriam, gracias por el comentario que me dejaste ayer, me animaste!...

un besucón
lore

MARYCARMEN dijo...

AGRADECIDA POR TUS DECIRES EN TODAS TUS VISITAS DE ESTE AÑO, TE INVITO A PASAR POR

TODOS

MIS BLOGS

A FIN DE RETIRAR LOS PREMIOS Y REGALOS DEJADOS EN ELLOS.

IR A

WWW.WALKTOHORIZON.BLOGSPOT.COM

Y DE AHÍ A MIS OTROS BLOGS

FELICES FIESTAS TE DESEA
MARYCARMEN

begoyrafa dijo...

Cuando me siento agobiado, tiendo a la quietud. Me gusta alejarme en un paseo hasta un sitio que no pueda abarcar con la mirada y tratar de relativizar los problemas.
Un abrazo
Rafa

DRIADA dijo...

Muy bonito Miriam. Es muy relajante seguirla aunque solo sea con la mirada, debe ser maravilloso poder despegar los pies del suelo y volar porque parece que vuela.
Un abrazo