lunes, 21 de julio de 2008

Un diálogo especial

Siento los pies en el suelo

A veces abiertos, a veces cerrados

Siento el suelo debajo de los pies

A veces frío, a veces lejano.

Mis pies y el suelo tienen un viejo diálogo

Que a veces se repite,

Que a veces se renueva.




15 comentarios:

Lore dijo...

que hermoso miriam, ¿es tuyo?
me voy de vacaciones una semanita (aquí es verano) ... ¡que ganas!
seguro volveré a pasarme por aquí a mi vuelta
un abrazo grandote
lore

Cartas que nunca escribí dijo...

Divina la danza, que nos hace dibujar historias con música en los pies y en el cuerpo entero.

Abrazo

Miriam dijo...

Lore, no es mío el texto, pero no sé tampoco de quien es, está en un libro de estudio que no aclara quien es el autor.
Que tengas unas hermosas vacaciones! Aquí me encontrarás danzando cuando vuelvas.

Hola, "cartas que nunca escribí", (no se como te llamas) Bienvenida!! me alegra verte por aquí y que te haya gustado lo que escribo. Después de ver tu blog es un honor, sabiendo lo bien que escribes.
Vuelve cuando quieras y pasaré a visitarte!

Besos a las dos!

Cecilia Alameda Sol dijo...

que pocas veces pensamos en esa relación directa de nuestro cuerpo, a través de los pies, con el planeta que nos sustenta.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que bonito lo que dices. Ahora aqui es verano y estamos pasando unos días de muchísimo calor y gusta sentir el fresquito del suelo, ese contacto tan real del cuerpo, "ese diálogo del que hablas". ¡Precioso!
Besicos guapa bailarina.

Incombustible dijo...

Primero, agradecerte tus comentarios, siempre positivos y abrazándome, en mi blog.

La imagen y las palabras de esta entrada me han servido muchísimo: para saber cuando que hay que tener los pies en el suelo y cuando hay que despegarlos y volar.

Besos

Só Eu dijo...

Escolha feliz dum texto carregado de simbolismo.
Parabens
Gostei muito do teu blogue (cheguei até ele através do Resumiendo)
Beijinhos

brujaroja dijo...

La de secretos que se cuentan los pies y el suelo.
besos, Miriam...

Miriam dijo...

Cecilia y Nani, a veces nos olvidamos que nuestros pies y el suelo son el comienzo de todos nuestros caminos...

Incombustible, de nada, se te siente un poco triste y el abrazo siempre es bueno en esos casos...

Hola só eu! Bienvenido, yo amo tu tierra!! pasaré a visitarte. Vuelve cuando quieras.

Brujaroja, es verdad, secretos que quizá nunca nadie sabrá...

Besos para todos!!

Ana dijo...

Muito bom o blogue!

Gostei do que escreves!

Bjs

SUSANA dijo...

Hay una energía especial, cuando nuestros pies se comunican con la tierra.

Quizás sea la tierra quien habla y quizás los pies sean los únicos que la interpretan.

Por cierto, bellísimas letras, dignas de una artista.

Mi enorme abrazo para Vos!

DRIADA dijo...

Después de leere ese poema , pienso y pienso en una parte que siempre me lleva de cabeza que son mis pies. Mis pies me hablan aunque a veces no los escucho y luego lo pago caro.
Un saludo

Miriam dijo...

Ana, Bienvenida!! Gracias por tu comentario y vuelve cuando desees!

Susana, es una conversación intima y secreta en la que cambian los roles permanentemente...quiza si aprendieramos su idioma entenderíamos muchas cosas...

Driada, a escucharlos se aprende, solo hay que adiestrar la escucha...

Gracias a todos por sus comentarios, que lindo es tenerlos aquí!!
Besos danzantes!!

hawwah dijo...

...puedo escuchar el murmullo de vuestra conversación...

lindo, siempre en contacto con tus emociones:)

un beso!

Miriam dijo...

Hawwah, has estado paseando por todas las entradas!!
Que bueno!!
Besos