jueves, 15 de enero de 2009

De vuelta...


Aquí estamos, de vuelta...
Ya algunos lo sabrán debido a mi entrada anterior, pero esta es la vuelta oficial. La manifestación por la paz del día de ayer no me permitió hacer otra cosa que unirme en ese deseo de muchos, la paz.
He cumplido con muchas cosas de las que me propuse para mi tiempo de vaciamiento y entre otras cosas me dediqué a leer con tranquilidad.
Quería acercarles unos párrafos que me ayudaron en el vaciamiento, dejando lugar para cosas nuevas, cambios deseados, proyectos a cumplir, etc.

Ordenar el pasado, el presente y el futuro
"Cerrando el pasado y trayendo el futuro al presente, nos regeneraremos, nos liberaremos de pesos innecesarios y ascenderemos libres y majestuosos hacia una vida más elevada. Así lo haremos, como lo hacen las águilas. Ellas son aves de gran longevidad, llegan a vivir hasta setenta años. Pero para poder vivir hasta esa edad, tienen un secreto. Alrededor de los cuarenta sus uñas ya están demasiado flexibles y no les sirven para agarrar sus presas, su pico se alarga y cae sobre el pecho, sus plumas están pesadas y gastadas... Ya casi no pueden volar. Y entonces deben tomar una ardua decisión. Morir o enfrentar un intenso proceso de mutación.
Que dura ciento cincuenta días.
Así se retira a una cueva oculta en las montañas, en total soledad. Golpean y golpean su pico contra la pared, hasta que se desprende. Luego viene el tiempo de esperar a que crezca uno nuevo. Cuando esto ocurre, se arrancan las uñas de las garras. Y al crecer nuevas, se desprenden las plumas, una a una...
A los ciento cincuenta días están listas. Han ganado otros treinta años más, para vivirlos con todas las fuerzas. ¡Y entonces salen a la luz del día e inician el vuelo del renacimiento, un vuelo triunfal hacia el sol!
Nosotros, en un punto de nuestras vidas también tenemos que tomar una ardua desición: ¿queremos vivir...?
Muchas veces debemos retirarnos, regenerarnos, ordenarnos. Resguardarnos por un tiempo, hasta que como las águilas, podamos renacer."

La victoria de la Conspiración
El fin de la Indiferencia Suprema
Hania Czajkowski
Editorial Sudamericana

El pasado a veces nos mantiene atados a viejas historias que no podemos solucionar y mucho menos olvidar. Eso nos pesa y no nos deja crecer, avanzar.
El futuro, se nos presenta con la ansiedad de concretar cosas, luchamos tratando de llegar a el soñando que allí sera posible lo que hoy se nos hace esquivos.
Y en este devenir entre el pasado y el futuro nos olvidamos de nuestro presente, del aquí y ahora, que necesita de todas nuestras energías para ser un presente posible.
Por eso tratemos de vivir un presente,mas presentes en nosotros mismos, con nuestro afectos, con nuestros sueños de futuro pero llevados a este presente. Sin llevar la carga de lo que no fue en el pasado.
Regenerarse, ordenarse, resguardarse y tratar de vivir plenamente un hoy, con lo que tenemos y tratando de que nuestro presente sea una fusión de lo que fuimos y queremos ser, en un hoy cuidado y respetado.
Comienza el movimiento, luego de la quietud y el silencio para regenerarme.
Aquí estoy dispuesta a emprender el vuelo hacia un nuevo año de renacimiento, como el águila, en un ritual cíclico que se repite cada 365 días.




15 comentarios:

DRIADA dijo...

Que maravillosa reflexión Miriam Np sabia yo que debia desprenderme de mi pico y posteriormente arranacarme las uñas, muy doloroso debe ser, pero no saldré de mi cueva hasta que lo consiga. Muy sabias tus palabras.
Un beso y un abrazo

SELMA dijo...

Gracias por volver, Miriam, por haberlo hecho con Solidaridad el 14, y con sabiduria hoy que te leo...
Desprenderse y volar liberado del pasado...despues de un retiro en esta cueva... ¿Por donde se va hacia ella?... ¿Me guias?

Muchos besitos para tí Miriam y para nuestra Bailarina!

Javi dijo...

Preciosa historia... gracias por brindarnos una vez más tu ayuda a todos y dejar que, algunas veces unos, otras veces otros, podamos recoger un poquito de esa sabiduría que nos dejas en forma de palabra y aplicarla a nuestras vidas, a nuestros problemas...
Hacía mucho que no me pasaba y justo vi tu comentario, otra vez gracias por saludar y me alegro de tu vuelta.
¡Un beso y suerte!

Maria dijo...

Renovarse o morir. Un post maravilloso que lleva el sello de tu creatividad.

Que los próximos trescientos y pico días te sean propicios.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Que bonita historia Miriam! Mirarse una por dentro y ordenar el desorden personal, comodecía mi poeta de guardia Gloria Fuertes. Arreglar el cajón desastre, le llamo yo. Es preciso de vez en cuando mirarse y ver los desgarrones, coser las heridas y darte una palmadita en todo lo bueno que tenemos, ¿no te parece?
Me alegro que vengas con la fuerza del águila, (por cierto, no conocía la historia y me ha encantado
Besicos guapa.

Incombustible dijo...

¡Qué historia más bonita! Y qué maravilloso encontrar, como siempre, las palabras justas que necesito en estos días (creo que se me está cayendo la última uña jejeje). Como siempre, un gustazo verte de nuevo, aunque ya te había leído en la manifestación del 14.

Besitos a los tres

Soledad Sánchez M. dijo...

Me alegro de tu vuelta. A veces es necesario "hacer limpieza".

Un beso.

Soledad.

alexandra dijo...

Hola Miriam, me encantó este texto, aunque sea doloroso a veces es necesario hacer estas "limpiezas" para tener fuerzas para seguir adelante. Muy contenta con tu regreso.
Un besito.

Miriam dijo...

Dríada, quedate tranquila en tu cueva y recompone todo lo que sea necesario. A veces uno no ve salida pero si sabe esperar, la encuentra.

Selma, el camino a la cueva cada uno debe encontrarlo dentro suyo. Es una busqueda a veces dificil pero siempre se encuentra si realmente se desea.

Javi, por nada, si lo que escribo les sirve para estar mejor, me alegro mucho. La intención es justamente esa.

Besos grandes a los tres!

Miriam dijo...

HOla Maria, gracias por tus deseos y por tus alagos.

Nani querida! que bueno que te haya gustado la historia, realmente es hermosa y conmovedora verdad?

Incombustible, parece que somos varios los que necesitamos mutar y renacer, el año pasado a sido duro para muchos...

HOla Soledad! gracias por alegrarte y yo me alegro mucho con tu visita!

Alexandra, doloroso pero necesario, tu lo has dicho.

Besos a todos!!!

Lore dijo...

lo del aguila lo había leído antes...es increible...lo cierto es qeu yo llevo un tiempito ya haciendo de aguila...¡más de 150 días, eso seguro!...
pero bueno, si dicen que al final renaces nueva, ¡será cuestión de no decaer e insistir en la limpieza!!!
;--)
un besucón!
lore

Miriam dijo...

Lore, allí está el secreto... en no desistir, no importa el tiempo que lleve, lo importante es lograr limpiar y renacer.
Besitos

begoyrafa dijo...

Qué vueno que volviste Miriam.
Cambiarlo todo para seguir igual, al menos con los cimientos ue son lo que de verdad importa.
Un abrazo
Rafa

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Holaaa guapisima, me alegra mucho verte pora aquí, un espacio para la reflexión, desconexión, dando paso a poder evadirse, dejandose llevar por tus sabios consejos y tus dulces palabras.

Un placer visitarte, recuerda amiga siempre te sigo. Recibe un relajante abrazo y un besote!

Beatriz

Cartas que nunca escribí dijo...

Bienvenida oficialmente. Hermosa reflexión y com siempre , entrar aqui es llenarse de arte y paz.

Besos.